• RunaMED

La Guía Definitiva para Aliviar el Dolor con CBD

Actualizado: 30 de nov de 2018

Una guía para usar cannabidiol (CBD) para el dolor

Por el Dr. Victor Chou



ADVERTENCIA MÉDICA

Todo el contenido de este artículo fue creado únicamente con fines informativos. El contenido no pretende ser un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una condición médica.

En la acalorada batalla de CBD vs. Pharma con respecto a los medicamentos para aliviar el dolor, cada vez más personas comienzan a explorar sus opciones y confían en los beneficios de CBD, un compuesto natural, no psicoactivo, derivado de la planta del cáñamo.



El Dr. Victor H Chou, M.D. es el fundador y director médico de la Clínica de Marihuana Médica de Louisiana, la primera clínica de especialidad de marihuana medicinal en Louisiana. Puede ser contactado a través de su sitio web oficial;

MarijuanaClinicLa.com.

https://choumd.com/


El consejo del médico más común sobre el tratamiento del dolor generalmente gira en torno a la combinación de medicamentos tóxicos y un estilo de vida activo y saludable. Sin embargo, si se usa a largo plazo, los medicamentos de venta libre representan un grave peligro para la salud del paciente. Lo que significa que, desafortunadamente, Hasta ahora, hay poco o nada de medicamentos efectivos y duraderos para las personas que experimentan dolor crónico todos los días.


Aunque en sus primeras etapas de investigación, CBD ofrece resultados prometedores en el alivio del dolor debido a sus diversos beneficios terapéuticos. [fuente] Pero, estar en el centro de atención también atrae muchos conceptos erróneos. Siga leyendo para descubrir cómo funciona exactamente el CBD para aliviar el dolor y cómo aprovechar al máximo eligiendo el tipo correcto de producto y la dosificación.



¿Qué es CBD?


CBD, abreviatura de cannabidiol, es un compuesto totalmente natural, no psicoactivo derivado de la planta de cáñamo. La planta de cáñamo y la marihuana son especies diferentes de la misma familia de cannabis. El cannabidiol es el segundo compuesto más abundante en cannabis, que representa hasta el 40% de sus extractos.


Después del THC, el CBD se ha convertido en el segundo más popular de los más de 60 cannabinoides que se encuentran en la marihuana y en la planta del cáñamo, por una razón importante: no causa el "vuelo" habitual.


La buena noticia es que los estudios de CBD muestran que incluso si se usa en altas dosis, la sustancia es segura para el paciente y alimenta al cuerpo con sus potentes propiedades analgésicas y antiinflamatorias. [fuente]


Más sobre la diferencia entre cáñamo y marihuana, THC y CBD más adelante.



Efectos psicoactivos y el sistema Endocannabinoide


CBD no te hace "volar". Pero, hay mucho más acerca del cannabidiol que esto.


Todo se reduce al sistema endocannabinoide (ECS) y su inmenso papel regulador en los sistemas neuronal, metabólico, vascular, inmune y reproductivo. [fuente]


Naturalmente presente en el cuerpo humano, el sistema endocannabinoide es responsable de recibir y traducir las señales de los cannabinoides que pueden ser producidos por el propio cuerpo, conocidos como endocannabinoides, o introducidos por agentes externos (dieta o fumando) como el CBD y el THC.


Aunque no tenemos una comprensión completa de las funciones del sistema endocannabinoide, sabemos que está ampliamente distribuido en el cerebro, el sistema periférico y la mayoría de las glándulas y órganos del cuerpo. Los dos endocannabinoides primarios y bien documentados son la araquidoniletanolamina, apodada anandamida (AEA) y 2-araquidonilglicerol (2-AG).


Estos dos endocannabinoides funcionan como agonistas (sustancias químicas que se unen a un receptor y producen una respuesta biológica) a los receptores esenciales CB1 y CB2. AEA es un agonista parcial del receptor CB1 de alta afinidad y casi inactivo en el receptor CB2, mientras que el 2-AG actúa como un agonista completo en ambas CBR con afinidad moderada a baja. [fuente]


Esto es importante porque el THC y el CBD afectan a los receptores cannabinoides (CB1) y (CB2) de una manera diferente. Es decir, el THC activa directamente ambos receptores, particularmente el receptor CB1 que se encuentra principalmente en el cerebro. Los receptores CB1 tratan con la coordinación del movimiento, el dolor, las emociones, el pensamiento, el apetito y los recuerdos, y lo más importante, son los culpables de que alguien se “vuele". Los mecanismos y acciones del cannabidiol aún no están completamente claros, pero el compuesto no se une al receptor CB1 o al receptor CB2. [Tsou et al. 1998; Hayakawa et al. 2008]


De hecho, el CBD no solo es malo para activar el receptor CB1, sino que también interfiere con su actividad. Lo que significa que, si se toman juntos, el THC y el CBD actúan en la activación del receptor CB1 como polos opuestos, lo que hace que el paciente se sienta más tranquilo y tenga menos posibilidades de experimentar paranoia. Si no hay CBD, ningún otro componente inhibe la activación del receptor CB1, dejando el camino abierto para que el THC active su "vuelo" regular. [Fuente] Al hacer lo contrario, el CBD no hace que el consumidor se vuele.



Cómo afecta el CBD al Sistema Endocannabinoide para Reducir el Dolor


Ambos receptores de CBD se comunican entre sí, con la diferencia de que uno se encuentra más comúnmente en el cerebro, mientras que el otro, el CB2, es más común en el cuerpo, particularmente en el sistema inmunológico, que afecta la inflamación y el dolor.


Mientras que el THC activa directamente los receptores CB1 y CB2, hay una idea errónea de que el CBD afecta solo a los receptores CB2. De hecho, el CBD (digamos en forma de aceite) no afecta directamente a estos receptores.


En cambio, influye en el cuerpo para utilizar más sus endocannabinoides naturales. Es interesante que los endocannabinoides pueden ser creados por el cuerpo humano y consumidos a través de los alimentos. Pero para que el cuerpo use más de los endocannabinoides que ya existen, se necesita la ayuda del aceite de CBD. El aceite de CBD mejora el mecanismo del cuerpo de usar otros receptores, como el receptor vanilloide, donde el THC no muestra actividad. Estas actividades refuerzan la concepción de el CBD como un modulador endocannabinoide. [Russo y Guy 2006]


Se cree que el resultado de un consumo de aceite de CBD para tratar el dolor radica en su mediación con varios receptores, como los receptores vanilloides, directamente relacionados con los receptores endocannabinoides en el cuerpo. [fuente] Los receptores vanilloides están conectados a la temperatura corporal, con una temperatura corporal más alta que afecta la inflamación y causa un dolor más fuerte.


Está comprobado que el CBD mejora los efectos de la anandamida (AEA), uno de los dos endocannabinoides primarios en el cuerpo. El cannabidiol potencia la señalización de anandamida. Al inhibir la enzima FAAH (ácido graso amida hidrolasa) responsable de descomponer la anandamida en el cuerpo. Menos FAAH significa más anandamida en el cuerpo. [fuente] Lo que es aún más fascinante es que un estudio de 2010 encontró que la anandamida suprime la iniciación del dolor en el cuerpo a través de un mecanismo endocannabinoide periférico. [fuente]


Además, el único sitio de acción no cannabinoide razonablemente bien caracterizado para la AEA es el receptor vanilloide tipo 1 (VR1). El canal VR1 está controlado por protones y calor y se considera que, bajo ciertas condiciones, media los efectos que van desde la vasodilatación, la modulación del tono muscular liso, la inhibición del crecimiento de las células tumorales y la inducción de la apoptosis (muerte de las células). [fuente]


Otra explicación de los efectos inflamatorios y analgésicos de el CBD ha salido a la luz recientemente con el descubrimiento de que es capaz de promover la señalización del receptor de adenosina A2A al inhibir el transportador de adenosina (Carrier et al. 2006).


El CBD aumenta el efecto del receptor de adenosina (opuesto a la cafeína), lo que proporciona un efecto más relajado y calmante, pero no somnoliento. La cafeína, por otro lado, bloquea los receptores de adenosina, haciendo que la persona que la consume esté más excitada.



Ocho beneficios comprobados de CBD para el dolor


ALIVIA EL DOLOR NEUROPÁTICO Y LA INFLAMACIÓN


Según un estudio de 2012 publicado en el Journal of Experimental Medicine, CBD suprimió significativamente el dolor neuropático y la inflamación crónica en roedores, sin causar tolerancia. Esto sugiere que el CBD puede ser útil en la modulación del dolor, que representa una nueva clase de solución terapéutica para el tratamiento del dolor crónico. [fuente]


Un estudio más reciente encontró que el sistema endocannabinoide demuestra una interfaz significativa con la homeostasis del dolor. Los cannabinoides basados en plantas "se ha demostrado que son efectivos en una variedad de modelos experimentales de dolor neuropático, y existe una evidencia creciente del uso terapéutico en condiciones de dolor neuropático humano". [Fuente]


Estas afirmaciones están respaldadas por otro estudio de 2014 que descubrió que la analgesia es un objetivo terapéutico principal del sistema de cannabinoides, que proporciona un tratamiento eficaz del dolor neuropático. [Fuente]


EFECTOS ANTIPSICÓTICOS


Como se indicó anteriormente, el THC que se encuentra en la marihuana medicinal puede producir episodios psicóticos agudos, si se usa en dosis altas, que pueden ser mitigados por el CBD. Los estudios muestran resultados que apoyan la idea de el CBD como una opción terapéutica futura en la psicosis en pacientes con esquizofrenia. [fuente]


REDUCE LA ANSIEDAD


El cannabidiol reduce la ansiedad en pacientes con trastorno de ansiedad social y es eficaz para pacientes que luchan con trastorno o ataques de pánico, TOC y trastorno de estrés postraumático. [fuente]


Un interesante estudio de 2011 realizado entre 24 pacientes nunca tratados con trastorno de ansiedad social encontró que la CBD reduce significativamente la ansiedad, el deterioro cognitivo y el estado de alerta en la anticipación del habla. Los investigadores dividieron el grupo en un grupo de placebo y un grupo de CBD, ambos recibieron un tratamiento adecuado antes de un discurso. Contrariamente a la calma del grupo de CBD, el grupo de placebo mostró mayor ansiedad, malestar y deterioro cognitivo. [fuente]


EVIDENCIA FUERTE PARA EL TRATAMIENTO DE LA EPILEPSIA


Un estudio de 2017 publicado en The New England Journal of Medicine encontró que la CBD redujo drásticamente la frecuencia de las convulsiones de la mayoría de los pacientes, allanando el camino para el Epidiolex, un medicamento que se usa para tratar dos formas raras de epilepsia infantil. Después de solo tres meses de tratamiento en dosis de hasta 25 miligramos por kilogramo de peso corporal, el 39% de los 23 pacientes mostró una reducción del 50% en las convulsiones. [fuente]


ALIVIAR NAUSEA Y EL VÓMITO


Durante siglos, tanto el THC como el CBD han ayudado a los pacientes a suprimir las náuseas y los vómitos. Un estudio encontró que el CBD tiene beneficios contra las náuseas y antieméticos, actuando de una manera difásica. Esto significa que en dosis bajas, la CBD suprime los vómitos, mientras que en dosis altas aumenta las náuseas o no hace efecto. [fuente]


PROTEGE EL SISTEMA CARDIOVASCULAR


Un estudio de 2013 del British Journal of Clinical Pharmacology, informa que el CBD previno el daño vascular causado por un entorno de alto contenido de glucosa, la inducción de la diabetes tipo 2, así como la reducción de la permeabilidad vascular. [fuente]


AYUDA A LOS PACIENTES DE CANCER


Un estudio de 2006 reveló que el CBD era el inhibidor más potente del crecimiento de células cancerosas de diferentes líneas celulares de tumores de mama, con una potencia significativamente menor en células no cancerosas. [fuente]


Una revisión en el 2012 del cannabidiol como posible fármaco anticanceroso indicó que los cannabinoides poseen un efecto antiproliferativo y proapoptótico que interfiere con la adhesión, invasión y metastización del tumor. [fuente]


Los hallazgos extremadamente importantes muestran que el CBD se puede usar para un tratamiento prolongado porque no muestra toxicidad en los seres humanos. Además de su eficacia demostrada en la lucha contra las células del cáncer de mama, el CBD puede inhibir la invasión del cáncer de pulmón y colon, así como la leucemia. [fuente]


BAJA INCIDENCIA DE LA DIABETES


Un estudio de 2006 descubrió que el tratamiento con CBD "redujo significativamente la incidencia de diabetes en ratones no obesos, en una incidencia del 86% en ratones controlados no tratados a una incidencia del 30% en ratones tratados con CBD". Otro beneficio del experimento fue una reducción significativa de los islotes pancreáticos y las insulinas reducidas de los ratones tratados con CBD. [fuente]


Un estudio más reciente, 2013 American Journal of Medicine sobre el impacto del consumo de marihuana medicinal en la glucosa, la insulina y la resistencia a la insulina entre adultos de EE. UU. Mostró que, a diferencia de los usuarios anteriores, el consumo actual de marihuana medicinal se asoció con niveles de insulina en ayunas un 16% más bajos. [fuente]



Beneficios terapéuticos de el CBD para el alivio del dolor


El alivio natural del dolor es uno de los beneficios más importantes de el CBD. Desafortunadamente, la mayoría de las enfermedades enumeradas a continuación no pueden ser curadas por el CBD, pero este potente cannabinoide puede ayudar a controlar o eliminar el dolor y otros síntomas.

ARTRITIS


En solo cuatro días de la aplicación del gel tópico de CBD a ratas con artritis, los investigadores encontraron una disminución significativa en la inflamación y el dolor, sin efectos secundarios. (fuente). Sin embargo, se necesitan más estudios en humanos para confirmar o desacreditar los resultados.


OSTEOARTRITIS


La enfermedad articular degenerativa causa la degradación del cartílago articular. Desafortunadamente, a los pacientes se les ofrecen enfoques terapéuticos limitados con respecto a los medicamentos y analgésicos que pueden controlar la enfermedad. Un estudio de 2014 sobre la participación del sistema endocannabinoide en el dolor de la osteoartritis, basado en datos preclínicos prometedores, resume el valor terapéutico de los cannabinoides para el tratamiento de la osteoartritis. Los estudios farmacológicos han apoyado los efectos anti-nociceptivos de los cannabinoides en diferentes tipos de osteoartritis. [fuente]


Esclerosis múltiple (EM)


Esta enfermedad autoinmune ataca los nervios y el cerebro, causando espasmos musculares que causan un dolor constante. Se encontró que el uso a corto plazo de aceite de CBD puede ayudar a reducir los síntomas (espasmos), pero los resultados son modestos. [fuente]. Sativex es un fármaco para la esclerosis múltiple aprobado en Canadá y el Reino Unido para tratar el dolor de la EM, pero se necesitan más ensayos clínicos para determinar la eficacia del fármaco para el tratamiento del dolor. Un estudio de 2007 encontró que tanto el THC como el CBD son efectivos para tratar el dolor neuropático en la EM. [fuente]


DOLOR CRONICO GENERAL


Aparte de la EM, el informe mencionado anteriormente estudió el efecto de el CBD en el dolor crónico general. La investigación recopiló los resultados de múltiples revisiones sistemáticas de ensayos y estudios y concluyó que existe evidencia de que la marihuana medicinal es eficaz para tratar el dolor crónico en adultos. Otro estudio publicado en el Journal of Experimental Medicine sugiere que el CBD puede reducir el dolor y la inflamación. Cuando se trata de desarrollar tolerancia al CBD, los investigadores encontraron que no era probable que los sujetos desarrollaran tolerancia. [fuente]


DOLOR DE ESPALDA CRONICO


Como muestran los estudios, el CBD interactúa con los receptores en el cerebro y el sistema inmunológico. Los receptores son proteínas unidas a las células que responden cuando reciben señales químicas de diferentes estímulos. Debido a los efectos antiinflamatorios de el CBD, se cree que el aceite de CBD utiliza ese mecanismo en el cuerpo para ayudar con el manejo del dolor, como el dolor crónico de espalda.


DOLOR MUSCULAR


La mialgia es una condición generalizada que causa molestias en los músculos del paciente. Puede ser causada por fibromialgia, infecciones, enfermedades autoinmunes, uso de ciertos medicamentos, etc. El medicamento más común para tratar el dolor muscular insoportable, ya que el tejido muscular se encuentra en casi cualquier parte del cuerpo, es el ibuprofeno.


El problema con este medicamento de venta libre, antiinflamatorio, pero tóxico, es que a lo largo de los años causa problemas de salud graves, como el aumento del riesgo de úlcera péptica, insuficiencia renal aguda e incluso apoplejía. Afortunadamente, muchas personas que sufren de dolor muscular han encontrado alivio del dolor con CBD. Los expertos creen que el ibuprofeno ofrece propiedades para aliviar el dolor porque aumenta los niveles de anandamida en el torrente sanguíneo, un endocannabinoide que atenúa la percepción del dolor y la inflamación. Afortunadamente, el CBD aumenta naturalmente los niveles de anandamida en el cuerpo. Al combinar la terapia física, el estiramiento y el ejercicio, además de mantenerse hidratado, el paciente puede lograr resultados óptimos.


FIBROMIALGIA


Los síntomas de la fibromialgia varían con el tiempo, independientemente del tratamiento que esté realizando la persona. Los pacientes que padecen esta afección encuentran que una combinación de remedios funciona mejor para reducir o eliminar los síntomas. Como un remedio seguro y natural, una revisión de 2013 muestra que el CBD ayuda a aliviar el dolor causado por la fibromialgia. Un estudio más reciente sugirió que la falta de endocannabinoides puede ser la causa principal de los síndromes de dolor crónico, incluida la fibromialgia. Hasta ahora, se determina que el CBD funciona mejor si se combina con THC (también porque reduce los efectos secundarios del THC). (fuente).


Se desconoce por qué el CBD funciona mejor para algunas personas con fibromialgia y no en otras, así como el mecanismo real que el cuerpo utiliza para reducir los síntomas de la fibromialgia.


MIGRAÑAS


Otra victoria para la investigación de la marihuana medicinal fue el estudio que encontró la efectividad de los compuestos activos en el cannabis para reducir el dolor de migraña, en comparación con los medicamentos recetados para la migraña, que muestran mayores efectos secundarios. El estudio demostró que un medicamento administrado a los participantes a base de cannabis, que combina dos compuestos activos, THC y CBD, proporciona beneficios terapéuticos, como el alivio de las convulsiones en pacientes epilépticos. [fuente]


Un estudio más reciente, realizado en 2017, encontró que la CBD tiene un papel analgésico efectivo para las enfermedades relacionadas con el dolor de cabeza. [fuente]


DOLOR DIGESTIVO


Hay evidencia de que el sistema endocannabinoide, la digestión y el CBD interactúan de varias maneras. Se cree que el CBD puede ayudar con el dolor digestivo. [fuente]


DOLOR Y SÍNTOMAS CAUSADOS POR EL CÁNCER


Según el Instituto Nacional del Cáncer, el CBD puede aliviar no solo los síntomas del cáncer al prevenir el crecimiento de las células cancerosas, sino también los efectos secundarios en el tratamiento del cáncer. Aunque no es una forma de tratamiento contra el cáncer totalmente respaldada, el CBD y la marihuana médica están mostrando resultados prometedores para moderar la inflamación y cambiar la forma en que se reproducen las células, lo que reduce la capacidad reproductiva de las células tumorales. Un estudio de 2014 descubrió que el CBD puede ser una forma segura de prevenir el dolor neuropático inducido por la quimioterapia. [fuente]




CBD vs Pastillas Antiinflamatorias para el alivio del dolor


Los analgésicos de venta libre son una fuente para aliviar el dolor en muchos adultos. Pero, independientemente de la dosis más baja recomendada para el período de tiempo más corto, las personas tienden a tomarlos de forma crónica. Lo cual es desafortunado porque estos medicamentos son extremadamente tóxicos y cada año causan aproximadamente 41,000 hospitalizaciones y 3,300 muertes entre adultos mayores. [fuente]


El CBD es una alternativa mucho más segura y natural a las pastillas, que muestra resultados prometedores para reducir efectivamente el dolor y la inflamación. Se cree que ambos tipos de fármacos aumentan potencialmente los niveles de anandamida, un endocannabinoide responsable de la percepción del dolor y la inflamación.


Para más información sobre la relación entre el CBD y Pastillas Antiinflamatorias, haga clic aquí.



Pautas de dosificación de CBD: cuánto se debe tomar

Importante: La información presentada en el artículo es solo para fines informativos, nunca debe considerarse como un consejo médico individualizado. Dicho esto, no existe una dosis prescrita universalmente para las enfermedades tratadas con CBD. El siguiente consejo se basa en las mejores prácticas actuales.


El CBD no está regulado, por lo que no hay pautas oficiales para las dosis adecuadas para el dolor y otros problemas. Es seguro decir que la dosis de CBD depende de otros factores, como el peso, la edad, el metabolismo, la genética, el tipo y gravedad del dolor.


Al principio, es muy mejor experimentar hasta encontrar la dosis que mejor se adapte a uno. Algunos pacientes se benefician de 0,25 miligramos de CBD, mientras que otros necesitan de 50 a 100 miligramos o más.


Un consejo: Comience con poco y aumente a medida que comienza a notar un efecto.




Las recomendaciones diarias para diversas enfermedades según la dosis de CBD basada en la investigación de Mayo Clinic:


  1. Dolor crónico: 5-20 mg de CBD durante 25 días [con o sin THC] (por vía oral). [fuente]

  2. Pérdida del apetito en pacientes con cáncer: 5 mg de THC (por vía oral), con o sin 1 mg de CBD durante seis semanas. [fuente]

  3. Epilepsia: 200-300mg de CBD (oralmente) diariamente, hasta 4.5 meses. [fuente]

  4. Síntomas de esclerosis múltiple (EM): extractos de plantas de cannabis que contienen de 2,5 a 120 miligramos de una combinación de THC / CBD diariamente durante 2-15 semanas. Por lo general, los pacientes usan ocho atomizadas en tres horas, con un máximo de 48 atomizadas en cualquier período de 24 horas. [fuente]

  5. Migraña y cefaleas crónicas: 10-50 mg; oral

  6. Esquizofrenia: 40-1,280mg oral CBD diariamente. [fuente]




¿Qué producto de CBD es el más eficaz para su dolor?


Es importante comprender que, una vez formulado un regimen de CBD, se debe usar regularmente para obtener el máximo alivio del dolor,


Se recomienda comenzar con 5-10 mg por día de cannabidiol puro para tratar el dolor crónico. Si no siente alivio, aumente la dosis en 5-10 mg por día, hasta lograr los resultados deseados.


Para el dolor causado por dolores de cabeza, artritis y artrosis, dependiendo de la gravedad, intente tomar el cannabidiol por vía oral usando tinturas. Por lo general, las personas utilizan los 300mg para el dolor leve, 600mg para el dolor moderado o 1700mg o más para el dolor intenso. Otra opción son las pomadas de CBD, una excelente opción para los problemas de dolor crónico causados por enfermedades inflamatorias.




Todas las formas de tomar CBD: ¿cuál es la adecuada para ti?


Elegir la marca correcta es importante. Pero, después de elegir una marca, cuál sería el mejor tipo de producto para comprar. Aquí hay ventajas y desventajas de las seis formas principales de tomar y usar aceite de CBD:


TINTURAS / ACEITES


Sin lugar a dudas, el producto de cannabidiol más utilizado en el mercado, especialmente para el dolor crónico. La razón: típicamente contienen la forma más pura de cannabidiol, pueden fabricarse en altas potencias y la dosificación es simple y precisa. Se utiliza simplemente dejando caer un par de gotas debajo de la lengua. La dosificación de las tinturas varía de 200mg a 5000mg. La aplicación sublingual es una de las maneras más rápidas de sentir los efectos del cannabidiol.


CÁPSULAS


Si está buscando un método sencillo para tomar CBD, pruebe con las cápsulas. Este suplemento diario viene con dosis de 10 a 50 mg de CBD puro.


COMESTIBLES


Estos tipos de productos contienen de 10 a 25 mg de CBD y son conocidos por su efecto duradero. Con los comestibles, está absorbiendo lentamente el cannabidiol en el torrente sanguíneo.


TOPICOS


Las lociones, los bálsamos labiales y otros tópicos de CBD se usan para el dolor causado por la artritis y otras afecciones de la piel. Ofrecen una ventaja para tratar el dolor debido a su efecto directo y local en las áreas afectadas, lo que las hace más adecuadas para problemas de la piel, los músculos y las articulaciones.


FUMAR / E-LIQUIDOS


Definitivamente, una de las formas más populares de tomar cannabidiol es "vapear". Fumar o vaporizar el aceite se realiza con un dispositivo donde se agrega, calienta e inhala la cantidad adecuada de aceite de vape, como un bolígrafo, un cigarrillo electrónico o un vaporizador. No recomendado para personas que luchan con asma y otras afecciones relacionadas.




¿Cómo la biodisponibilidad de el CBD afecta la eficacia del mismo para el alivio del dolor?


Ahora que hemos hablado sobre la dosis adecuada y varias formas de consumir CBD, es hora de abordar un tema importante: la biodisponibilidad.


En breve, la biodisponibilidad es "el grado y la velocidad a la que una sustancia (como un medicamento) se absorbe en un sistema vivo o se pone a disposición en el sitio de actividad fisiológica".


Por ejemplo, una sustancia administrada por vía intravenosa es probable que tenga una biodisponibilidad del 100%. Otras vías de administración de CBD incluyen oral, inhalación, sublingual y rectal. ¿Cuán efectiva es cada una de estas rutas?


CONSUMO ORAL


El consumo oral es una de las vías de administración más comunes, pero los resultados generales de su tasa de biodisponibilidad no son los más optimistas. Un estudio mostró una tasa de biodisponibilidad del 6%, mientras que otro estudio entre el 4% y el 20%. Al consumir un comestible de 100 mg, solo 20 mg llegan al torrente sanguíneo. En conclusión, la administración oral es más efectiva para tratar los síntomas que requieren pequeñas concentraciones de CBD.


CONSUMO SUBLINGUAL


La glándula sublingual, la vena ubicada debajo de la lengua, permite que el cannabidiol se absorba directamente en el torrente sanguíneo. La administración sublingual más común es a través de tinturas y atomizadores de CBD, con una biodisponibilidad que oscila entre el 12% y el 35%. Después de la ruta de inhalación, la ruta sublingual es la segunda más eficiente en administrar cannabidiol al torrente sanguíneo.


INHALACIÓN


A través del consumo de vapor, el CBD se inhala directamente en los pulmones y, rápidamente, ingresa al torrente sanguíneo. Las tasas de biodisponibilidad de inhalación están entre 34-46%. Una mayor biodisponibilidad significa un CBD más efectivo para tratar el dolor.


THC vs CBD y Cañamo vs Marijuana


Elegir entre THC y CBD para aliviar el dolor es un dilema. La mayoría de las personas acuden al CBD únicamente por su efecto no psicoactivo, que no es el mejor criterio. Dependiendo de su tratamiento para el dolor, a veces, es mejor usar aceite tanto de THC como de CBD porque estos dos componentes naturales trabajan en sinergia.


En la práctica, los médicos y los pacientes prefieren el CBD sobre el THC debido a la falta de efectos secundarios. Aunque son temporales, los efectos secundarios del THC incluyen aumento de la frecuencia cardíaca, boca seca y ojos rojos, pérdida de memoria, problemas de coordinación y tiempos de reacción más lentos.


El THC ofrece beneficios esenciales para la salud, tales como: propiedades antiespasmódicas, analgésicas, anti-temblor, antiinflamatorias, estimulantes del apetito y antieméticas. Sin embargo, debido a su influencia psicótica, el CBD ha ganado más popularidad en los pacientes que buscan una forma algo "normal" de reducir el dolor.


Además de sus efectos antiinflamatorios, anticonvulsivos, antipsicóticos, antioxidantes, neuroprotectores e inmunomoduladores, el CBD reduce los efectos intoxicantes producidos por el THC, como la paranoia y el deterioro de la memoria. [fuente]


Es interesante ver cómo tanto el CBD como el THC tienen la estructura molecular exacta y son químicamente similares a los endocannabinoides del cuerpo. La mayor diferencia entre estos dos componentes también causa diferentes interpretaciones en el sistema legal. Considerado más como una droga recreativa, el THC está en la lista de sustancias controladas.


Planta de Cáñamo vs Marijuana


La planta de cáñamo y la marihuana difieren en su función, aplicación y cultivo. La marihuana se usa ampliamente para fines recreativos, mientras que el cáñamo se usa en la producción de ropa, accesorios, suplementos dietéticos saludables y productos para la piel.


Incluso se ven diferentes. La marihuana suele ser de hojas anchas, mientras que el cáñamo tiene hojas más delgadas concentradas en la parte superior. La diferencia entre el cáñamo y la marijuana también es su la cantidad de THC, la planta de cáñamo contiene menos del 0,3% de THC, mientras que la marihuana tiene más del 1% de THC.


Pensamientos finales


El dolor crónico se está convirtiendo en un problema grave para los pacientes de todo el mundo. La crisis oficial de opioides muestra un grave problema que afecta a los Estados Unidos.


Espero haber reunido pruebas suficientes para que participe y pruebe el aceite de CBD para tratar el dolor y testificar sus beneficios. Por supuesto, siempre se recomienda hablar con un médico antes de comenzar un nuevo regimiento. Si desea ponerse en contacto conmigo, Dr. Chou, puede hacerlo contactándome a través de los enlaces a continuación.


El Dr. Victor H Chou, M.D. es el fundador y director médico de la Clínica de Marihuana Médica de Louisiana, la primera clínica de especialidad de marihuana medicinal en Louisiana. Puede ser contactado a través de su sitio web oficial;

MarijuanaClinicLa.com.

https://choumd.com/




Bibliografía


[1] [32] The National Academies of Sciences, Engineering, and Medicine. 4 Therapeutic Effects of Cannabis and Cannabinoids. Washibgton, DC: The National Academies Press., 2017. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK425767/.

[2] [52] Niesnik, Raymond, J.M., and Margriet W. van Laar. “Does Cannabidiol Protect Against Adverse Psychological Effects of THC?” Frontiers in Psychiatry (2013). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3797438/.

[3] [45] [47] Iffland, Kerstin, and Franjo Grotenhermen. “An Update on Safety and Side Effects of Cannabidiol: A Review of Clinical Data and Relevant Animal Studies.” Cannabis and Cannabinoid Research (2017). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5569602/.

[4] Zou, Shenglong and Ujendra Kumar. “Cannabinoid Receptors and the Endocannabinoid System: Signaling and Function in the Central Nervous System.” International Journal of Molecular Sciences (2018). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5877694/5

[5] “International Union of Basic and Clinical Pharmacology. LXXIX. Cannabinoid Receptors and Their Ligands: Beyond CB1 and CB2.” Pharamacological Reviews(2010): 588–631. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2993256/.

[6] Hayakawa, Kazuhide, et al. “Cannabidiol potentiates pharmacological effects of Delta(9)-tetrahydrocannabinol via CB(1) receptor-dependent mechanism.” Brain Research (2008). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18021759.

[7] Englund, Amir, et al. “Cannabidiol inhibits THC-elicited paranoid symptoms and hippocampal-dependent memory impairment.” Journal of Psychopharmacology(2012). https://journals.sagepub.com/doi/abs/10.1177/0269881112460109?rfr_dat=cr_pub%3Dpubmed&url_ver=Z39.88-2003&rfr_id=ori%3Arid%3Acrossref.org&journalCode=jopa.

[8] [36] Russo, Ethan and Geoffrey W. Guy. “A tale of two cannabinoids: The therapeutic rationale for combining tetrahydrocannabinol and cannabidiol.” Medical Hypotheses 66.2 (2006): 234-246. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0306987705004317.

[9] Costa, Barbara, et al. “Vanilloid TRPV1 receptor mediates the antihyperalgesic effect of the nonpsychoactive cannabinoid, cannabidiol, in a rat model of acute inflammation.” British Journal of Pharmacology (2004): 247–250. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1575333/.

[10] Leweke, MF, et al. “Cannabidiol enhances anandamide signaling and alleviates psychotic symptoms of schizophrenia.” Translational Psychiatry (2012). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3316151/.

[11] Clapper, Jason R., et al. “Anandamide suppresses pain initiation through a peripheral endocannabinoid mechanism.” Nature Neuroscience (2010). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3260554/.

[12] Di Marzo, V., et al. “Anandamide receptors.” Prostaglandins, Leukotrienes and Essential Fatty Acids (2002). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12052051.

[13] Carrier, Erica J., et al. “Inhibition of an equilibrative nucleoside transporter by cannabidiol: A mechanism of cannabinoid immunosuppression.” Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States (n.d.). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1472541/.

[14] “Various Research on Cannabidiol.” (n.d.). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed?term=cannabidiol%5BTitle%2FAbstract%5D.

[15] “Understanding Cannabidiol | CBD.” 2017. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3579247/.

[16] [34] Xiong, Wei, et al. “Cannabinoids suppress inflammatory and neuropathic pain by targeting α3 glycine receptors.” Journal of Experimental Medicine (2012). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3371734/.

[17] Fine, Perry G., and Mark J. Rosenfeld. “Cannabinoids for Neuropathic Pain.” Current Pain and Headaches Report (2014). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25160710.

[18] McDonough, Patrick, et al. “Neuropathic orofacial pain: cannabinoids as a therapeutic avenue.” The International Journal of Biochemistry & Cell Biology (2014). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25150831.

[19] Zuardi, Antonio W., et al. “A critical review of the antipsychotic effects of cannabidiol: 30 years of a translational investigation.” Current Pharmaceutical Design (2012). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22716160.

[20] de Mello Schier, Alexander R., et al. “Cannabidiol, a Cannabis sativa constituent, as an anxiolytic drug.” Brazilian Journal of Psychiatry (2012). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22729452.

[21] Bergamaschi, Mateus M., et al. “Cannabidiol Reduces the Anxiety Induced by Simulated Public Speaking in Treatment-Naïve Social Phobia Patients.” Neuropsychopharmacology (2011). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3079847/.

[22] Ligresti, Alessia, et al. “Antitumor activity of plant cannabinoids with emphasis on the effect of cannabidiol on human breast carcinoma.” Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics (2006). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16728591/.

[23] [24] Massi, Paola, et al. “Cannabidiol as potential anticancer drug.” British Journal of CLinical Pharmacology (2013). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3579246/.

[25] Devinsky, Orrin, et al. “Efficacy and Safety of Epidiolex (Cannbidiol) in Children and Young Adults with Treatment-Resistant Epilepsy: Initial Data from Expanded Access Program.” The New England Journal of Medicine (2014). https://www.aesnet.org/meetings_events/annual_meeting_abstracts/view/1868751.

[26] Rock, EM, et al. “Cannabidiol, a non-psychotropic component of cannabis, attenuates vomiting and nausea-like behaviour via indirect agonism of 5-HT(1A) somatodendritic autoreceptors in the dorsal raphe nucleus.” British Journal of Pharmacology (2012): 2620–2634. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3423241/.

[27] Stanley, Christopher P., et al. “Is the cardiovascular system a therapeutic target for cannabidiol?” British Journal of Clinical Pharmacology (2013). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22670794.

[28] Weiss, L, et al. “Cannabidiol lowers incidence of diabetes in non-obese diabetic mice.” Autoimmunity (2006): 143-151. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16698671.

[29] Penner, Elizabeth A., et al. “The Impact of Marijuana Use on Glucose, Insulin, and Insulin Resistance among US Adults.” The American Journal of Medicine 126.7 (2013): 583–589. https://www.amjmed.com/article/S0002-9343%2813%2900200-3/abstract.

[30] Hammell D.C., et al. “Transdermal cannabidiol reduces inflammation and pain-related behaviours in a rat model of arthritis.” European Journal of Pain (2016): 936–948. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4851925/.

[31] La Porta, C., et al. “Involvement of the endocannabinoid system in osteoarthritis pain.” The European Journal of Neuroscience (2014): 485-500. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24494687.

[33] Iskedjian, Michael, et al. “Meta-analysis of cannabis based treatments for neuropathic and multiple sclerosis-related pain.” Current Medical Research and Opinion(2007): 17-24. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17257464.

[35] Russo, Ethan B. “Clinical Endocannabinoid Deficiency Reconsidered: Current Research Supports the Theory in Migraine, Fibromyalgia, Irritable Bowel, and Other Treatment-Resistant Syndromes.” Cannabis and Cannabinoid Research (2016). https://www.liebertpub.com/doi/10.1089/can.2016.0009.

[37] Rhyne, Danielle N., et al. “Effects of Medical Marijuana on Migraine Headache Frequency in an Adult Population.” Pharmacotherapy (2016). https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1002/phar.1673.

[38] Lochte, Bryson C., et al. “The Use of Cannabis for Headache Disorders.” Cannabis and Cannabioids Research (2017). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5436334/.

[39] Hasenoehri, Carina, et al. “Cannabinoids for treating inflammatory bowel diseases: where are we and where do we go?” Expert Review of Gastroenterology and Hepatology (2017). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5388177/.

[40] National Cancer Institute. Cannabis and Cannabioids (PDQ) – Patient Version. 2017. https://www.cancer.gov/about-cancer/treatment/cam/patient/cannabis-pdq#link/_76.

[41] Ward, Sara J., et al. “Cannabidiol inhibits paclitaxel-induced neuropathic pain through 5-HT(1A) receptors without diminishing nervous system function or chemotherapy efficacy.” British Journal of Pharmacology (2014). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3969077/.

[42] Marcum, Zachary A., and Joseph T. Hanlon. “Recognizing the Risks of Chronic Nonsteroidal Anti-Inflammatory Drug Use in Older Adults.” Annals of Long-Term Care(2011): 24–27. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3158445/.

[43] Russo, Ethan B. “Cannabinoids in the management of difficult to treat pain.” Therapeutics and CLinical Risk Management (2008). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2503660/.

[44] Oxford University Press (OUP). Cannabis ingredient can help cancer patients regain their appetites and sense of taste, study finds. 2011. https://www.sciencedaily.com/releases/2011/02/110222192830.htm.

[46] Kluger, Benzi, et al. “The Therapeutic Potential of Cannabinoids for Movement Disorders.” Movement Disorders Journal (2016): 313–327. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4357541/.

[48] Ohisson A., et al. “Single-dose kinetics of deuterium-labelled cannabidiol in man after smoking and intravenous administration.” Biomedical and Environmental Mass Spectrometry (1986). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2937482.

[49] Huestis, Marilyn A. “Human Cannabinoid Pharmacokinetics.” Chemistry and Biodiversity (2007). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2689518/.

[50] Schoedel, Kerri A. and Sarah Jane Harrison. “Subjective and physiological effects of oromucosal sprays containing cannabinoids (nabiximols): potentials and limitations for psychosis research.” Current Pharmaceutical Design (2012). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22716155.

[51] Paudel, Kalpana S., et al. “Cannabidiol bioavailability after nasal and transdermal application: effect of permeation enhancers.” Drug Development and Industrial Pharmacy (2010). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20545522.


0 vistas
NUESTRA TIENDA

Tienda Online 

Email:  info@cannadicina.com

C O M U N I D A D

Cannadicina está construyendo una tribu de personas de ideas afines listas para mejorar sus vidas a través del estilo de vida de CBD! 

AYUDA
SUSCRIBIRSE
ofertas & noticias
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon
ADMINISTRACIÓN DE ALIMENTOS Y MEDICAMENTOS
Este producto no debe ser usado o vendido a personas menores de 18 años. Este producto debe usarse solo como se indica en la etiqueta. No debe usarse si está embarazada o amamantando. Consulte con un médico antes de usar si tiene una condición médica grave o usa medicamentos recetados. Se debe buscar el consejo de un médico antes de usar este y cualquier producto dietético suplementario. Todas las marcas comerciales y derechos de autor son propiedad de sus respectivos dueños y no están afiliados ni avalan este producto.  Este producto no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Los resultados individuales de pérdida de peso variarán. Al utilizar este sitio, acepta seguir la Política de privacidad y todos los Términos y condiciones impresos en este sitio. Nulo donde esté prohibido por la ley.

© 2018 RunaMED

0