VIH / SIDA

VIH / SIDA

El Virus de la Inmunodeficiencia Humana o VIH es un virus que puede transmitirse de persona a persona a través de fluidos corporales infectados. Algunas formas en que puede contraer el VIH son a través de relaciones sexuales sin protección, agujas infectadas de drogas compartidas, sangre o productos sanguíneos contaminados, niños de sus madres durante el parto o leche materna.(2) Cuando está infectado, el VIH viaja a través de su sangre y otros fluidos corporales para infectar o matar glóbulos blancos específicos. El virus ingresa a las células T auxiliares, que son el objetivo principal, y una vez dentro, el virus hace muchas copias de sí mismo. A medida que se forman estas partículas de virus, dejan la célula T colaboradora dañada para infectar otras células. La célula T pierde su capacidad para proteger al cuerpo de la infección en curso y muere.(2) En general, el VIH reduce la capacidad del cuerpo para protegerse de otros virus y la posibilidad de contraer virus oportunistas es mucho mayor. No existe una cura para el VIH, pero existen terapias bien conocidas, como la terapia HAART que es un cóctel súper efectivo de dos a tres medicamentos antirretrovirales que pueden ayudarte a estabilizar el virus y evitar que se reproduzca. Si bien la terapia HAART puede ser muy confiable, tiene inconvenientes y efectos secundarios como el riesgo de enfermedades cardiovasculares o cerebrales, pérdida de densidad ósea y efectos secundarios psiquiátricos y gastrointestinales adversos.(1)

La terapia con cannabinoides para el VIH ha sido aprobada desde 1992, cuando la FDA aprobó la comercialización de dronabinol [THC] para tratar la anorexia asociada con la pérdida de peso en pacientes con SIDA.(5) Aunque inicialmente se usó como un medicamento potencial para mejorar el apetito o el síndrome de caquexia , los nuevos hallazgos en los cannabinoides pueden respaldar la terapia inmunosupresora para virus como el VIH, como por ejemplo, el CBD o cannabidiol que tiene potencial antiinflamatorio y además, "parece funcionar como un inmunosupresor porque las células del ganglio linfático de drenaje de los ratones tratados mostraron una reducción de las funciones inmunitarias mediadas por células y la producción de IFN-γ en respuesta a la estimulación con antígeno".(3) "El uso de medicamentos inmunosupresores puede reducir la cantidad de células CD4 activadas que respaldan la producción masiva de virus y pueden prevenir el secuestro de células T CD4 en el tejido linfoide, que es el lugar de presentación de antígenos y de infección productiva por VIH.”(6)

Las citocinas y otras proteínas, diversos productos metabólicos de las células inmunitarias, incluidos los ácidos grasos de membrana, como el ácido araquidónico, también se han implicado en la respuesta inflamatoria a la infección.(3) Las citocinas son una categoría de moléculas de señalización que median y regulan la inmunidad, la inflamación y la hematopoyesis.(7) No hay suficiente evidencia y ensayos clínicos de cómo los cannabinoides pueden ayudar con la terapia inmunosupresora, qué cannabinoides o qué receptores distintos de CB1 y CB2 juegan un papel en esto, pero hay suficiente para comenzar.

EFICACIA: Para el tratamiento del síndrome de emaciación del SIDA, el cannabis es eficaz por vía oral y cuando se fuma o vaporiza. Un estudio clínico de la Universidad de Columbia de 2007 encontró que los medicamentos de cannabis orales y fumados aumentaron significativamente la ingesta calórica de los pacientes con VIH/SIDA y estimularon el apetito.

Uno de los efectos secundarios adicionales del tratamiento del VIH/SIDA es el dolor neuropático. En 2007, el Dr. Donald Abrams del Hospital General de San Francisco realizó un pequeño estudio controlado con placebo en el que a los pacientes con VIH y neuropatía sensorial dolorosa se les administró cannabis o un placebo fumado. El estudio concluyó que el cannabis fumado era tan efectivo como los cannabinoides orales para dolor neuropático.

Un pequeño estudio que buscaba un posible impacto inmunológico negativo en pacientes con VIH/SIDA que usaban cannabis medicinal no mostró ningún impacto adicional en la función inmunológica mientras usaban cannabis. Si bien el cannabis es antiinflamatorio y puede desencadenar la muerte celular en células inmunitarias específicas, no se ha descubierto ningún riesgo asociado con el uso de cannabinoides en pacientes con VIH/SIDA. Además, los estudios de interacción farmacológica del THC y la combinación de inhibidores de la proteasa utilizados para tratar la infección por VIH no encontraron ningún impacto en la eficacia de estos inhibidores de la proteasa. Estudios recientes sobre los efectos del THC en la función inmunitaria de monos Rhesus con SIV (virus de la inmunodeficiencia simia) mostraron la tasa de mortalidad y la carga viral del mono disminuyeron. Una revisión Cochrane de 2013 cuestionó la eficacia del cannabis para el VIH/SIDA, pero alentó la investigación.

MECANISMO: Los cannabinoides interactúan de manera muy eficaz tanto con los receptores del tronco encefálico como con los receptores del sistema nervioso entérico (SNE), que controla el tracto gastrointestinal. El SNE controla las respuestas del apetito, las náuseas y los vómitos provocadas por el VIH/SIDA y los tratamientos utilizados para controlar la enfermedad. Recientemente, los estudios celulares han analizado la posibilidad de que nuevos medicamentos o combinaciones de cannabinoides de origen vegetal, destinados a atacar el Receptor CB2: podría abordar los síntomas graves de emaciación y dolor neuropático en pacientes con VIH/SIDA, pero sin la psicoactividad asociada con los cannabinoides que interactúan con el receptor CB1.

DOSIS: La estimulación del apetito tiende a ocurrir en el extremo inferior de la escala de dosis de cannabis, normalmente alrededor de 5 miligramos de THC, una o dos horas antes de cada comida. Muchos pacientes encuentran que la dosis ideal es de alrededor de 12,5 miligramos por día. La psicoactividad del cannabis suele disminuir cuando se mantiene una dosis, por lo que los pacientes sin experiencia previa en cannabis pueden encontrar que los efectos secundarios disminuyen en unos pocos días. El CBD en dosis grandes es un poco antagónico en el receptor CB1, lo que significa que podría reducir el apetito, pero aún no hay estudios que lo comprueben.

MÉTODO DE CONSUMO: Se pueden combinar todos los métodos de consumo, normalmente con uso oral y sublingual de 1 a 2 horas antes de las comidas, vaporizar o fumar tiene efectos más rápidos utilizado 5 minutos o justo antes de las comidas. Los chupetes infusionados con cannabis pueden ser bastante efectivas para los pacientes que tienen dificultades con los alimentos sólidos, con el beneficio adicional de una absorción de cannabinoides más rápida a través de los tejidos de la boca. El cannabis oral es bastante eficaz para estimular el apetito, aumentar la calidad del descanso y el sueño y proporcionar una analgesia duradera en pacientes con VIH/SIDA.
Visita www.doctorherbis.com para ver productos de CBD:THC y Visita www.jalearealcbd.com para ver productos de solo CBD, CBG, CBDa y CBGa. Para chupetes infusionados con cannabis visitar https://bit.ly/NautaSweets

• 1khanacademymedicine. HAART treatment for HIV - Who, what, why, when, and how | NCLEX-RN | Khan Academy.https://www.youtube.com/watch?v=e85nerRGfWw&list=PLxvru4Y85l9li1x6VWBGHbLpQjK1i2Ypj&index=3. Jun 26, 2015. (Accessed July 2, 2021.)

• 2Nucleus Medical Media. Medical Animation: HIV and AIDS. https://www.youtube.com/watch?v=ng22Ucr33aw&list=PLxvru4Y85l9li1x6VWBGHbLpQjK1i2Ypj&index=4. Nov 25, 2013. (Accessed July 2, 2021.)

• 3Klein TW. Cannabinoid-based drugs as anti-inflammatory therapeutics. Nature Reviews Immunology. 2005;5(5):400-411. doi:10.1038/nri1602. Retrieved from http://survey.hshsl.umaryland.edu/?url=http://search.ebscohost.com.proxy-hs.researchport.umd.edu/login.aspx?direct=true&db=asn&AN=16892908&site=eds-live (Accessed July 2, 2021.)

• 4Wilner LS et al. Fast Facts and concepts #93 Cannabinoids in the Treatment of Symptoms in Cancer and AIDS. 2015 (Accessed July 2, 2021.)

• 5 Joy JE, Watson SJ Jr., Benson JA Jr., editors. Marijuana and Medicine: Assessing the Science Base. Washington (DC): National Academies Press (US); 1999. 5, Development of Cannabinoid Drugs. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK230708/

• 6 Fumero E, García F, Gatell JM. Immunosuppressive drugs as an adjuvant to HIV treatment. J Antimicrob Chemother. 2004 Mar;53(3):415-7. doi: 10.1093/jac/dkh123. Epub 2004 Feb 12. PMID: 14963070.

• 7Cancer.org. 2021. Cytokines and Their Side Effects. [online] Available at: <https://www.cancer.org/treatment/treatments-and-side-effects/treatment-types/immunotherapy/cytokines.html> [Accessed 5 July 2021].

• Backes, M. (2017). Cannabis Pharmacy: The practical guide to medical marijuana. Black Dog & Leventhal Publishers

CONTACTO

Administración

Email:  info@cannadicina.com

Tel: +593 96 352 5178

C O M U N I D A D

Cannadicina está construyendo una tribu de personas de ideas afines listas para mejorar sus vidas a través del estilo de vida con cannabis medicinal! 

AYUDA
SUSCRIBIRSE
para noticias

© 2018 CANNADICINA

  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon