• RunaMED

Un antídoto contra la intoxicación por cannabis o THC

Actualizado: may 5

El cannabis se ha utilizado durante miles de años como medicamento de diversas formas, como analgésico, anticonvulsivante o anti-inflamatorio como para la artritis. El cannabis medicinal tiene muchos componentes activos, pero principalmente o los más estudiados son el CBD y el THC. El cannabidiol o CBD es un cannabinoide que se cree que no es psicoactivo porque no tiene los efectos adversos intoxicantes de la marihuana o THC, pero en realidad si es psicoactivo porque tiene la capacidad de hacer cambios específicos en las funciones de nuestro cerebro y por eso algunas de sus propiedades son anticonvulsivantes y ansiolíticas. El CBD sigue estando en una área activa de investigación sobre cuales son precisamente sus efectos, que son muy diferentes a los efectos del THC. El tetrahidrocannabinol o THC es un componente psicoactivo del cannabis que al ser un agonista de los receptores CB1 y CB2, es un cannabinoide responsable de los efectos adversos de "colocarte" o "volarte", de hacernos perder la noción del tiempo, darnos placer y risa, y a veces puede darte efectos psicóticos como la paranoia (el receptor CB1 es el principal contribuyente de estos efectos ya que se encuentran principalmente en el SNC o sistema nervioso central). Estos efectos adversos, aunque no mortales, se consideran intoxicantes o negativos, aún así, el THC también es responsable de sus cualidades medicinales como analgésicas y potenciador del apetito.



Hay cannabinoides exógenos y endógenos. Los exógenos provienen del exterior del cuerpo, principalmente de plantas como el cannabis y endógenos o endocannabinoides son los que provienen del interior del cuerpo. El cannabinoide exógeno THC tiene una excelente afinidad por los receptores cannabinoides, en su mayoría receptores CB1. Este receptor es el principal responsable de la activación agonista de los efectos neuroactivos y se localiza predominantemente en el cerebro y en el sistema nervioso central. El THC actúa como un agonista similar a la anandamida, un cannabinoide endógeno, que se une de manera similar pero con una estructura química diferente. Los antídotos para la intoxicación por fármacos funcionan como antagonistas, ligandos o fármacos que tienen una afinidad muy alta y pueden competir con otros fármacos por el espacio en el sitio de unión, pero sin activar el sitio, simplemente estando inactivos. Narcan actúa de esta manera en el cuerpo; cuando hay una sobredosis de heroína o morfina, simplemente compite con los ligandos opioides y los reemplaza por otros inactivos para detener la actividad del receptor. ¿Es posible crear un antídoto para la intoxicación por cannabis de manera similar a Narcan (naloxona)? ¿Existe ya este tipo de medicación? Si es así, ¿por qué no se usa?


Sí, existe un antídoto para la intoxicación por cannabis y se llama Rimonabant. "Rimonabant es un fármaco anoréctico para la obesidad producido y comercializado por Sanofi-Aventis. Es un agonista inverso del receptor cannabinoide CB1. Su principal vía de efecto es la reducción del apetito". 1 Rimonabant es el primer bloqueador selectivo de los receptores CB1 aprobado para su uso en todo el mundo, que se aprobó por primera vez en Europa en 2006, pero se retiró en todo el mundo en 2008 debido a efectos secundarios psiquiátricos graves; nunca fue aprobado en los Estados Unidos. "El fármaco se desarrolló para trastornos que podrían tener como un componente de exceso de apetito, hiperactividad del sistema endocannabinoide, como la obesidad, el abuso alcohol o de otras drogas, y una variedad de trastornos del sistema nervioso central". 1 Sin embargo, tuvo algunos efectos adversos graves que involucraron constantemente trastornos psiquiátricos como depresión y ansiedad. Rimonabant actúa farmacológicamente como Narcan. Ambos compiten en el sitio activo reemplazando ligandos activos de alta afinidad con ligandos inactivos de alta afinidad que reducen los efectos intoxicantes del fármaco, por lo que funcionan como antídotos para sobredosis o efectos psicóticos no deseados.


Curiosamente, puede haber otro tipo de antídoto que puede funcionar como un antagonista competitivo indirecto o un agonista inverso de los receptores CB1 y CB2. La FAAH o amida hidrolasa de ácido graso es una enzima que convierte una droga en otra. En este caso, toma un cannabinoide endógeno como la anandamida y lo cataliza en un metabolito inactivo o un fármaco inactivo. Los inhibidores de FAAH previenen la descomposición de los cannabinoides endógenos, lo que significa que estos permanecerán por más tiempo en nuestros cuerpos, tendrán concentraciones más altas y tendrán una activación adicional de nuestros receptores cannabinoides. Los inhibidores de la FAAH podrían activar un receptor de cannabinoides que no involucra al THC e incluso disminuir el sitio de activación del THC reemplazando el ligando exógeno por el endógeno. Este component antídoto es el CBD, ya que "el CBD antagoniza la acción de los agonistas de los receptores CB1 y CB2, y se sugiere que actúe como un agonista inverso de estos receptores"2. Ademas, ¿Es posible que el CBD sea un inhibidor de la FAAH? "El CBD inhibe la hidrólisis enzimática y la captación del principal endocannabinoide anandamida ... El aumento en los niveles de anandamida inducido por el CBD parece mediar algunos de sus efectos". 2 Entonces, hay algunas formas de reducir los efectos adversos del THC, Rimonabant e inhibidores de FAAH como el CBD, porque ambos actúan como antagonistas de los receptores CB1, siendo el receptor principal responsable por la activación agonista de los efectos neuroactivos, como la sensación de "volarse". Rimonabant actúa como antagonista directo y el CBD como indirecto mediante la inhibición de las enzimas que metabolizan los cannabinoides endógenos, aumentando su concentración, por lo tanto activando los receptores CB1 y CB2, y finalmente reduciendo los efectos negativos del THC.



Por: Francisco Vivanco


Fuente:


1RimonabantJune ;2020 ; Available from: https://go.drugbank.com/drugs/DB06155 (Accessed November 2020 ).


2Fernanda F. Peres1,2*†, Alvaro C. Lima1†, Jaime E. C. Hallak2,3, José A. Crippa2,3, Regina H. Silva1 and Vanessa C. Abílio1,2, , ;Cannabidiol as a Promising Strategy to Treat and Prevent Movement Disorders?May ;2017 ; Available from: https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fphar.2018.00482/full (Accessed November 2017 ).


3 RimonabantSeptember ;2020 ; Available from: https://en.wikipedia.org/wiki/Rimonabant (Accessed November 2020 ).



60 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo